Dependencia Emocional

¿Qué es la dependencia emocional?

Tratamiento Psicológico -Dependencia Emocional

La dependencia emocional es considerada como una forma de adicción, ya que comparten las mismas características y manifestaciones que aparecen en el consumo de sustancias psicoactivas. Para comprender mejor lo que significa la dependencia emocional, es importante definir el término “apego afectivo” que se encuentra fuertemente ligado a la dependencia. El apego afectivo es una vinculación mental y emocional (generalmente obsesiva) a ciertas personas, originada en la idea irracional de que ese vínculo proveerá de manera única y permanente: placer, seguridad o autorrealización. Entonces, lo que define el apego no es tanto el deseo, sino la incapacidad de renunciar a él cuando debe hacerse.

¿Cómo reconocer la dependencia emocional en uno mismo?

Existen una serie de criterios para determinar la dependencia emocional:

  • Necesidad imperiosa de estar cerca de la persona amada o sentir amor la mayor parte del tiempo.
  • Malestar marcado si no se tienen las manifestaciones de afecto o a la persona amada disponible.
  • Incapacidad de controlar la necesidad de estar con la persona amada.
  • Empleo de mucho tiempo mental y físico en mantenerse cerca de la pareja u obtener amor.
  • Altos niveles de obsesión, preocupación y/o comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder la fuente del placer/seguridad (temor al abandono, engaño o soledad).
  • Disminución de actividades sociales, laborales o recreativas para pasar más tiempo con la persona amada.

Causas

  • El apego inseguro en la infancia: las figuras del padre y la madre no fomentan los vínculos familiares necesarios.
  • Bajo nivel de autoestima: La inseguridad ocasiona que la persona busque un vínculo que le proporcione la autoestima y afecto que necesita. En ese caso, se suele depender completamente de otro individuo.
  • Trastornos mentales o personalidad inestable: Dos personas pueden desarrollar un vínculo tóxico y dependiente si sus patrones de comportamiento fomentan las conductas insanas.
  • Relaciones traumáticas pasadas: Después de salir de una relación disfuncional o de maltrato es normal tener algún tipo de secuelas psicológicas como el miedo y la inseguridad emocional. Algunas de estas secuelas, como la dependencia emocional, no se hacen evidentes hasta el inicio de una relación de pareja.
  • Factores sociales: El mito del amor romántico, que es el amor idealizado de cada uno, con un valor ensalzado, eterno e irracional que supera todas las barreras y que concebimos como forma púnica de tener pareja estable y formar una familia.

Consecuencias más comunes que genera

Ruptura de parejas repetidas

La persona se ve envuelta en un círculo de continuas rupturas y reconciliaciones. Sucede que, en el fondo, no le satisface la forma de ser de su pareja por sus necesidades patológicas.

Insatisfacción y frustración

El dependiente emocional nunca encuentra tranquilidad, porque incluso, cuando tiene a su lado a la persona que ama, le atormenta la idea de perderla y como resultado, mantiene una relación agobiante que da lugar a vivir en un estado de insatisfacción y frustración casi permanentes.

Pérdida del “yo”

Poco a poco la persona dependiente se va aislando, reduciendo su actividad social para entregarse por completo a su pareja. Empieza a centrarse tanto en el otro que deja de pensar en lo que desea o le gusta para comenzar a vivir a través de las necesidades y preferencias de su pareja. Cuando sucede esto, el “yo” comienza a difuminarse y llega un punto que ya no sabe si actúa de cierta forma porque realmente le satisface o solo porque desea agradar a la persona que tiene al lado.

Celos patológicos

La persona suele entregarse por completo y a ciegas a la relación, por lo que espera lo mismo del otro y si no ocurre así, suele experimentar celos que alcanzan un nivel patológico.

Trastornos psicológicos

Ante la ruptura de una relación afectiva, la persona puede reaccionar escondiéndose tras comportamientos adictivos que dan pie a la bulimia, alcoholismo o drogadicción. También es usual que aparezcan cuadros depresivos o que se desencadenen comportamientos obsesivos, que se conviertan en una vía para liberar tensión.

¿Cómo superar la dependencia emocional?

El primer paso, como en todo proceso de dependencia, consiste en que la persona que lo padece lo reconozca y de esa forma, busque apoyo psicológico con un terapeuta.
Dentro del tratamiento se hace una valoración completa durante la primera consulta que nos permita seleccionar las estrategias necesarias para abordar y solucionar el problema lo más efectivo y rápido posible. Al final de la valoración, se trabajan con los siguientes objetivos:

  • Desarrollo de la autonomía y la independencia, donde se busca que la persona recupere ambos aspectos que permitan el equilibrio en la relación.
  • Desarrollo de una autoestima incondicional y modulada por recursos internos.
  • Trabajo con las creencias irracionales sobre la relación, el vínculo y los roles de los miembros de la pareja para establecer creencias más ajustadas y que permitan un desarrollo dentro de la relación.
  •  Se integran técnicas de resolución de problemas, habilidades sociales y comunicación asertiva.

Recuerda que en nuestro Consultorio Psicológico contamos con especialistas que puedan brindarte la ayuda necesaria, facilitándote estrategias para afrontar esta situación de la manera más saludable. Si en cambio, consideras que algún amigo o familiar puede estar atravesando por este proceso, acércate y tiéndele la mano  para que se dirija a recibir atención psicológica especializada. Es primordial que la persona se acerque a la consulta con el fin de identificar el problema, realizar un diagnóstico y a partir de ello elaborar el plan de intervención.

 

Ps. Sandra Medina Gallardo.
Psicóloga clínica – Psicoterapeuta.

Deja una respuesta o comentario

×

Hola;

Clic en nuestra representante para escribirle directamente a su WhatsApp o envíenos un correo a info@consultoriomga.com

× Escríbenos al Whatsapp