Trastorno Bipolar

¿Qué es el Trastorno Bipolar?

Trastorno Bipolar tratamiento psicológico

En algún momento has notado el cambio de ánimo brusco en personas allegadas y te ha desconcertado la situación; pues de esto se trata la bipolaridad, es un trastorno del estado de ánimo, conocido como trastorno maniaco-depresivo o depresión maniaca.

El trastorno bipolar afecta a 30 millones de habitantes en el mundo. Es común tanto en hombres como mujeres, y por lo general suele aparecer a finales de la adolescencia o a inicios de la adultez. Posteriormente se hacen más evidentes los cambios en el comportamiento. Este trastorno presenta oscilantes y bruscos cambios en el estado de ánimo de la persona que lo padece. Por lo general, los estados de ánimos que alternan son episodios depresivos y episodios maniacos.

Las causas de dicho trastorno se desconocen, sin embargo, diversos estudios muestran la presencia del trastorno en mayor frecuencia entre parientes. También es importante reconocer que los factores psicológicos y sociales contribuirían a que persistan estos cambios químicos cerebrales y del comportamiento.

¿Cuáles son las características del trastorno bipolar ?

La principal característica del trastorno bipolar es el altibajo que oscila entre estado de ánimo depresivo y el estado de ánimo maniaco. Estos síntomas afectivos provocan un malestar clínicamente significativo en lo social, académico, laboral, familiar, entre otros.

El episodio depresivo se caracteriza por un estado de ánimo triste acompañado de baja energía, apatía, cansancio, aislamiento, bajo disfrute o desinterés en las actividades, problemas en la concentración, alto o bajo apetito y sueño, pensamientos de muerte o suicidio. Por otro lado, en el episodio maniaco, se presentan comportamientos de riesgo e impulsividad, como alta energía, agitación psicomotora, verborrea, aceleración del pensamiento, sobreexcitación, disminución marcada de horas de sueño, se muestra demasiado animado y eufórico, o también pueden presentar episodios psicóticos (perder el sentido con la realidad, en el tiempo, espacio o persona). Estos síntomas pueden durar dos semanas o más y suelen presentarse durante todo el día.

¿Cuáles son los tipos de bipolaridad?

Existen diferentes tipos de bipolaridad.  Tenemos la bipolaridad tipo I, el cual se caracteriza por períodos intensos y bruscos de alteración entre los estados de ánimo maniaco, depresivo o mixto; donde primero se desarrolla uno o más episodios depresivos y luego se manifiesta el primer episodio maniaco.

La bipolaridad tipo II, se caracteriza por presentar mayor intensidad en el episodio depresivo (llamado episodio depresivo mayor) que los episodios hipomaniacos. Este es persistente por lo menos durante 4 días y presente en gran parte del día , es bastante parecido al episodio maniaco, sin embargo, no tiene la misma intensidad, si no es menor, además hay ausencia del síntoma psicótico.

Problemas psicológicos relacionados con la bipolaridad

La Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere que las personas con bipolaridad suelen también desarrollar trastorno de ansiedad. Trastorno por el uso de sustancias, por alcohol o drogas. Además, de problemas como intentos de suicidio, presentada en edad de la adolescencia o en la adultez. Los trastornos de bipolaridad en estas etapas traen problemas en la familia, en los estudios, en el trabajo, en el ámbito social o hasta legal. Mientras que, en la etapa de niñez, es usual encontrar el trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad. Estas dificultades se complican debido a la condición más vulnerable de las personas con trastornos de bipolaridad, ya que estos conjuntos de trastornos empeorarían los síntomas y la posibilidad de recuperación de la persona.

También es importante mencionar que si el trastorno de bipolaridad se une junto a algún trastorno de personalidad en el sujeto, los síntomas se podrían agravar y presentar mayores complicaciones. Por ello, los familiares deben estar atentos a las diferentes características e intensidad de los cambios que presenten las personas con bipolaridad desde el inicio. Ellos mismos no son conscientes del trastorno, por lo cual, la familia es decisiva para una mejora temprana.

¿Cómo afecta el trastorno bipolar en la vida cotidiana?

La bipolaridad afecta la vida cotidiana de millones de personas, debido a que los episodios de depresión o manía como se explicaron anteriormente pueden ser intensos y producen cambios relevantes de comportamientos en la persona, por ejemplo desmotivación, desgano, aislamiento, sentimientos de inutilidad, o por el contrario, exceso de energía, pensamientos acelerados, lenguaje grandilocuente, y conductas de riesgo como manejar bajo el efecto de alcohol, autolesiones, conductas sexuales de riesgo, endeudamiento, entre otros.

Es por ello que, si la persona además presenta problemas con alcohol y drogas, definitivamente habrá un cambio en su rendimiento académico o laboral, debido a que el grado de dependencia a estas sustancias genera cambios a nivel cognitivo (memoria, concentración, atención, lenguaje, pensamiento, etc), asimismo a nivel familiar o de pareja se producen conflictos constantes debido a que no reconoce sus actos de impulsividad o los tiende a minimizar.

Tratamiento para el trastorno bipolar

Los episodios maniaco-depresivos son manejables bajo un tratamiento eficaz y con la supervisión de los profesionales especializados en dicho trastorno. Ya que, el tratamiento incluye medicamentos, terapia psicológica y apoyo tanto familiar, como social, llevando a una recuperación pronta a la persona.

El tratamiento es eficaz cuando la persona lo cumple cabal y continuamente, sin interrupciones. Las terapias psiquiátricas y psicológicas son de largo tiempo, por esto es importante el compromiso personal y familiar.

La terapia psicológica propicia el desarrollo de conciencia de la enfermedad.  Provee al paciente de técnicas y recursos para el manejo de conductas de riesgo, manejo de episodios de manía y de depresión. En este caso, la terapia psiquiátrica cuenta en su mayoría con la prescripción de medicamentos tales como: estabilizadores del ánimo, antipsicóticos y antidepresivos según, sea el caso. El soporte familiar adecuado y el trabajo profesional en equipo, hacen posible conseguir la realización de las metas terapéuticas y que la persona desarrolle una vida productiva y plena.

¿Cómo superar el trastorno de la bipolaridad?

Si te has sentido identificado con más de una de las características mencionadas anteriormente, sería importante que quieras realizarte una evaluación por un profesional especializado en el tema (psicólogo o psiquiatra). Si piensas que un amigo o familiar pueda presentar el Trastorno bipolar, intenta darle tu apoyo y confianza para que logre comunicarse contigo, así sugerirle que busque ayuda especializada, con la finalidad de evaluar las dificultades que presenta y determinar el tratamiento psicológico y psiquiátrico más adecuado.

La terapia psicológica profesional e integral hará que puedas desarrollarte con plenitud en todos los  ámbitos de tu vida. ¡Te podemos ayudar! Comunícate con nosotros.

 

Ps. Karina Lugo Gavidia
Psicóloga Clínica- Psicoterapeuta
[Total:6    Promedio:5/5]

2 Comentarios

  1. Alicia
    • MGA

Deja una respuesta o comentario