¿Cómo ayudar a tu hijo en la elección de una carrera?

Elección de una carrera

Elección de una carrera

La elección de una carrera no es algo sencillo, una vez inician las dudas de un hijo(a) sobre qué carrera estudiar, a todo padre le fascinaría la idea de proporcionarle “la receta mágica infalible” que les brinde todas las respuestas a sus interrogantes. Los hijos plantean cuestiones de todo tipo: “¿Elijo lo que realmente me gusta? ¿Me inclino por lo que tenga mayores perspectivas económicas y de trabajo? ¿Hago caso a mi familia y estudio la carrera que han estudiado todos mis hermanos?, entre otras”.

¿Cómo orientar a mi hijo a elegir una carrera universitaria?

Muchas veces los padres vienen a la consulta de Orientación vocacional de sus hijos, más angustiados que sus propios hijos, y claro, como padres que ya hemos pasado por esta etapa, sabemos que la elección de una carrera es algo serio y que es en esos inicios donde se asentarán las bases de su futuro, una faceta importantísima de los años venideros de nuestro hijo como persona y como profesional. También nos puede causar angustia ver las cifras de deserción universitaria que se sufre en los primeros ciclos de universidad en países de Latinoamérica como el nuestro. Son diversos los motivos que marcan las estadísticas sobre las razones para que esto suceda, tales como, la situación financiera, enfermedades, etc. Sin embargo, una de las razones con índice alto, es el desacierto al escoger una profesión.Los padres siempre podemos hacer algo para apoyar a nuestro hijo(a) que se encuentra el dilema de la elección de una carrera. Pero son ellos los que tienen la última palabra, porque se trata de su vida y de su futuro… pero podemos esforzarnos para ayudarles en lo que sea preciso. Desde obtener toda información posible antes de tomar la decisión, hasta mostrarles las ventajas de una carrera sobre otra. Y siempre sin imposiciones. Partimos de una vieja fórmula: para poder elegir, primero hay que conocer

Mi hijo no sabe que carrera estudiar: ¿por dónde empezar?

La palabra clave de una buena decisión es “información”, tanto interna como externa. Es decir, la información que tu hijo tenga sobre sí mismo, sus intereses así como la forma en que estos se relacionan en el campo laboral.

Conocer sus intereses

El primer punto es reconocer cuáles son las actividades que más le interesa realizar. Por ejemplo, si le gusta hacer deporte, conocer la mente o el cuerpo humano, o tal vez le gusten las ventas, etc. Conociendo estos intereses, es posible relacionarlos con alguna actividad profesional. Es importante también, definir qué tipo de actividades con respecto a los intereses le gustaría realizar. Pudiera ser que le interese el cuerpo humano para curarlo (Medicina), o solo para saber cómo funciona (Biología).

Conocer sus capacidades

Es importante saber lo que le gusta, pero de igual manera lo es, el conocer sus habilidades. Tu hijo tiene que imaginar la carrera profesional más allá de lo escolar. Al elegir, no sólo debe ver que el plan de estudios se adapte a sus gustos o capacidades intelectuales, sino también a sus habilidades en la vida.

Visión de futuro

Aun siendo muy importante, la carrera no es un fin sino un medio para acceder a una determinada profesión.

Nuestro hijo(a) debe ser consciente de que no está decidiendo sobre cinco años de estudios, sino sobre cuarenta de ejercicio profesional y, por lo tanto, es precisamente el contenido de la profesión la que más ha de pesar en su decisión.

Vocación: elegir carrera segun personalidad

Elección de una carrera profesional

Elección de una carrera profesional

La definición de vocación implica descubrir quién soy, cómo soy y hacia dónde quiero ir. No todas las personas encuentran su vocación de la misma manera; hay quienes reconocen desde muy temprana edad cuáles son sus inclinaciones laborales, mientras que a otros les es muy difícil encontrarlas. El orientador vocacional puede ayudar a tu hijo a encontrar la suya. Ellos utilizan herramientas como los test vocacionales, entre otras. No obstante, hay que tener muy claro, que estas son solo herramientas que nos pueden guiar, ya que nadie puede saber qué le puede satisfacer a tu hijo, más que él mismo.

Perspectivas laborales y financieras

Una vez elegidas las opciones, otro aspecto que tu hijo debe conocer, son las posibilidades de obtener un empleo después de terminar sus estudios. Qué tan saturada o cuál es la realidad de esa profesión en el aspecto laboral y financiero. En la actualidad existen universidades que ofrecen profesiones más acorde a los tiempos que estamos viviendo. Estudios con nuevas perspectivas y un amplio campo laboral.

Dale libertad

Tienes que encontrar un punto de equilibrio entre el apoyo que le ofreces a tu hijo y la libertad que él necesita para elegir, después de todo, de esta decisión depende su futuro laboral. Las conversaciones con nuestros hijos sobre su futuro suelen ser muy positivas. Ahora bien, pueden encerrar un cierto peligro si pretendemos inculcarles la profesión que a nosotros nos gustaría para ellos. Es cierto que tenemos mucha más experiencia y gozamos de un punto de vista más amplio, pero nuestro hijo ha de vivir su propia vida. Ayúdale, dale consejos y opiniones, dale alternativas. Pero permite que sea él quien reflexione y se responsabilice de sus decisiones.

Y sobre todo escuchar, tratando de guiar su razonamiento para que aborde todas las variables necesarias antes de tomar una decisión. No hace falta concretar un día para hablar del futuro, debemos saber aprovechar las mil oportunidades que nos da la convivencia diaria, esos son los mejores momentos para conocer las posturas de nuestro hijo y para orientarle.

Recuerda que también tiene derecho a equivocarse. Desde los primeros ciclos, los estudiantes notan cuando la elección fue errónea, pero es el miedo a decepcionar, o ser juzgados por sus padres, lo que los obliga a continuar en algo que no les llena de una forma completa. Dale un margen de tiempo para que pueda cambiar su elección, en caso de ser necesario. Será un ciclo perdido, pero, ¿no sería peor perder toda una vida?

Como padres podemos ayudar a nuestros hijos en la elección de una carrera, ayudándolos a descubrir qué es lo que realmente les apasiona hacer, ya que esto será fundamental para decidir sobre su futuro y desenvolverse armoniosamente en lo que decida.

Psp. Maythé Gómez Andía
Psicopedagoga- Terapeuta Emocional

 

[Total:6    Promedio:4.5/5]