¿Qué es un ataque de pánico?

Ataque de pánico

Ataque de pánico

Un ataque de pánico, crisis de ansiedad o ataque de ansiedad, como lo llaman algunas personas, se refiere a una subida en los niveles de ansiedad, es una experiencia muy intensa, con duración variable, en la cual, sin alguna razón aparente empezamos a sentir angustia, miedo excesivo y algunas molestias físicas intensas como: taquicardia, sudoración, temblores; así mismo podemos presentar adormecimiento y hasta dificultad para respirar. En muchas ocasiones las personas que lo padecen no entienden que les está pasando, pueden pensar que están por tener un ataque cardíaco y terminan acudiendo al hospital para una atención de emergencia.

Uno de los temores más preocupantes para la persona que padece un ataque de pánico, es el sentir que se va a morir, esta sensación provoca que la persona se sienta aterrorizada, se incremente el miedo y por lo tanto se eleve con mayor rapidez e intensidad la ansiedad. La duración de un ataquede pánico puede llegar entre 15 a 20 minutos (no obstante en algunos casos, puede continuar durante más tiempo). Al pasar este tiempo, en la mayoría de casos, los niveles de ansiedad van disminuyendo, sin embargo la persona se queda nerviosa y preocupada.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

El ataque de pánico generalmente sucede de forma sorpresiva, sin previo aviso. Puede suceder en cualquier momento, por ejemplo: en el auto, en un ascensor, en el metro o en un centro comercial.

Según la clasificación internacional de trastornos mentales DSM-IV los criterios para diagnosticar un ataque de pánico serían los siguientes:

Aparición temporal y aislada de miedo o malestar intenso, acompañado de cuatro (o más) de los siguientes 13 síntomas, que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos.

  1. Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca.
  2. Sudoración.
  3. Temblores o sacudidas.
  4. Sensación de ahogo o falta de aliento.
  5. Sensación de atragantarse.
  6. Opresión o malestar torácico.
  7. Náuseas o molestias abdominales.
  8. Inestabilidad, mareo o desmayo.
  9. Desrealización o despersonalización (la sensación de salir de su cuerpo, estar aislado de la situación o tener la sensación de estar dentro de un sueño).
  10. Miedo a perder el control o volverse loco.
  11. Miedo a morir.
  12. Parestesias (la sensación de hormigueo o entumecimiento que se puede sentir en diversas partes del cuerpo).
  13. Escalofríos o sofocos.

¿Cómo afecta el ataque de pánico en la vida?

El ataque de pánico no permite que la persona que lo padece, se desenvuelva satisfactoriamente en el día a día, ya que el miedo a volver a pasar por este ataque incrementa los niveles de ansiedad y la ocurrencia de estos episodios. La persona se aísla y presenta temor a salir de casa sola y prefiere estar acompañado todo el tiempo. En muchas ocasiones estos ataques pueden ser una antesala para desarrollar fobias, la más común seria la Agorafobia (trastorno de ansiedad caracterizado por el miedo o temor intenso a los espacios abiertos, públicos de los cuales es complicado escapar o salir).

¿Cómo se presenta un ataque de pánico?

Cuando el cerebro percibe una situación de peligro, de forma inmediata se da una respuesta de alarma, esto prepara al organismo para poder huir o escapar de la amenaza o en todo caso poder enfrentarla y salvar nuestra vida. Esta alarma produce un aumento de actividad de diversas funciones corporales como: elevación de la presión arterial, incremento de la glucosa en sangre, el corazón trabaja con mayor rapidez. En el ataque de pánico esta alarma se dispara sin ninguna razón aparente, por lo tanto la persona siente todo este cambio en el organismo, comienza a tener imágenes y pensamientos negativos y el miedo se incrementa. La sensación de estar en peligro llena de temor a la persona y la ansiedad llega a niveles altísimos.

Cabe mencionar que esta sensación de peligro no es real, aún así, la persona que atraviesa el ataque de pánico no es capaz de comprender que en realidad no hay peligro, no puede ver más allá de su propio miedo. Los pensamientos juegan un rol sumamente importante, ya que mientras más terribles y negativos sean los pensamientos hay un mayor incremento de los niveles de ansiedad y del miedo.

¿Que puede provocar un ataque de pánico?

No hay una causa exacta que origine el ataque de pánico, pero podría existir factores que favorecen la aparición de éste, como:

El estrés

Las situaciones estresantes podrían ser uno de los causantes de la aparición del ataque de pánico, el poco manejo y la acumulación de pensamientos negativos y agobiantes podrían generar esta dificultad.

La herencia

Se ha visto que existiría una carga hereditaria en estos episodios.

¿Cuál es el tratamiento para los ataques de pánico?

Ataque de pánico tratamiento

Ataque de pánico tratamiento

Los ataques de pánico tienen solución, la mayoría de casos, pueden ser tratados satisfactoriamente por profesionales de la salud mental, apropiadamente capacitados. En algunos casos, el tratamiento psicológico debe combinarse con tratamiento farmacológico, indicado por un Psiquiatra, y siguiendo las indicaciones de este especialista.

Dentro de la intervención psicológica tenemos la Terapia Cognitivo Conductual, que es la que mejores resultados tiene sobre esta dificultad. Se trabaja con intervenciones cognitivas, la reestructuración cognitiva (la modificación de los temores del paciente, como por ejemplo el temor a morir, volverse loco o perder el control). Exposición en vivo y técnicas de relajación Muscular.

Durante las sesiones de terapia, se va trabajando sobre el afronte al miedo, ayudando al paciente a entender que los síntomas del ataque de pánico que estamos atravesando no son peligrosos y que todo está en controlar y manejar los pensamientos negativos que tengamos sobre esta crisis.

Los ataques de pánico requieren atención urgente, ya que como hemos visto, sus síntomas pueden confundirse con otras patologías. Si consideras que presentas algunos de estos síntomas o conoces a algún amigo, compañero de trabajo o familiar que posiblemente los tenga, es importante que solicites la ayuda especializada, tanto para establecer un diagnóstico, como para determinar el tratamiento y seguimiento correspondiente.

 

Ps. María Julia Trujillo Bravo.
Psicóloga – Psicoterapeuta.

 

[Total:2    Promedio:5/5]